www.elfaro.es
Hay que volver a ser la oposición de Rajoy
Ampliar

Hay que volver a ser la oposición de Rajoy

El PSOE escenificó un cierre de filas a la gestión de Sánchez, ante la crisis política en Cataluña, pero algunos barones le reclamaron "más oposición" frente al Gobierno que preside Mariano Rajoy.

En esta primera reunión de Sánchez con los líderes territoriales desde su regreso a la Secretaría General del PSOE, que tuvo lugar en Alcalá de Henares, el asunto central fue Cataluña y la postura del PSOE en defensa de la legalidad y la Constitución. No obstante, la reforma de la Carta Magna también estuvo sobre la mesa, en especial, en lo que se refiere a la financiación autonómica.

Según varias fuentes consultadas, la presidenta más crítica fue la balear Francina Armengol, quién reclamó hacer "más oposición" a Mariano Rajoy y no plegarse tanto a los posicionamientos del Gobierno debido al respaldo ofrecido con la aplicación del 155 de la Constitución en Cataluña.

Armengol defendió que los socialistas tienen que "ser creíbles como alternativa al PP" y hacer una "oposición contundente" en temas como la corrupción. También destacó que hay que poner en valor el trabajo de los gobiernos autonómicos y alcaldes socialistas.

"LEGADO DE CENIZAS"

Precisamente, Sánchez rompió este sábado la 'tregua del 155' y en su intervención ante el Comité Federal criticó nuevamente al presidente del Gobierno porque su gestión dejará un "legado de cenizas".

Así, Armengol pidió una comisión de trabajo interna para trabajar la reforma de la Constitución en la línea de convertirla en un estado federal y plurinacional como se aprobó en el 39 Congreso Federal.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se alegró en la reunión a puerta cerrada de que ahora "todos" estén en el mismo espacio. En la misma línea se posicionó la andaluza Susana Díaz, quien celebró el rumbo actual del PSOE en su apuesta por España y la defensa de la legalidad. Tanto Díaz como Puig abandonaron, el posterior Comité Federal tras la intervención de Sánchez y mientras hablaba Iceta por cuestiones de agenda institucional.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, según algunos de los presentes en el consejo territorial, celebró que se haya "vuelto a la posición del partido" en la cuestión territorial. Sostienen algunas fuentes que Page apoyó "explícitamente" la gestión de Sánchez y remarcó que ahora están "mucho mejor" que hace cuatro o cinco comités federales, en plena disputa interna del PSOE, cuando "se discutía sobre si el PSOE podía caer en la irrelevancia".

No obstante, varias fuentes aseguraron que la reunión del Consejo fue muy tranquila y en la misma hablaron todos los presidentes autonómicos socialistas, de los que sólo faltó el asturiano Javier Fernández, y los 'barones' que repetían.

Para curiosidad de alguno de los presentes en el Consejo, los líderes territoriales que se estrenaban en este órgano no intervinieron, sino que se reservaron para el posterior Comité Federal.

TAPIAS PIDE UNA CONSULTA PACTADA

De los 17 'barones socialistas', nueve se estrenaron en este órgano, siendo todo ellos afines a Sánchez, como es el caso de José Manuel Franco (Madrid), Gonzalo Caballero (Galicia), Francisco Ocón (La Rioja), Pablo Zuloaga (Cantabria), Diego Conesa (Murcia), Víctor Torres (Canarias) y Adrián Barbón (Asturias).

Estos líderes intervinieron en la reunión del máximo órgano entre congresos del PSOE en el que además de Sánchez y el líder del PSC, Miquel Iceta, tomaron la palabra más de una veintena de socialistas en la reunión a puerta cerrada. No obstante, estas intervenciones se mostraron en la línea de la gestión de Sánchez.

Según varias fuentes, el socialista José Antonio Pérez Tapias, que disputó a Sánchez la Secretaría General del PSOE en las primeras primarias y le apoyó en las segundas, reclamó como ya hiciera hace día recuperar la apuesta por un referéndum pactado como solución para Cataluña. Sin embargo, su petición no tuvo respuesta.

También adoptó una posición crítica el extremeño Francisco Fuentes, que afeó a la dirección que no se consultase a la militancia el respaldo que el PSOE ha ofrecido al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Frente a etapas anteriores, ambas reuniones evidenciaron un cambio de etapa del PSOE donde el equipo de Sánchez controla la organización.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.