www.elfaro.es

Floridablanca

Aunque trágica, esta historia tiene un final feliz. Ocurrió en Floridablanca, Santander (Colombia) gracias al aviso que dio un 'sin techo' de la ciudad al escuchar el llanto de la pequeña mientras caminaba por la zona.
  • 1