www.elfaro.es

Kansas

No es de extrañar que este caso haya sido calificado de “milagro” por los propios médicos del niño de 10 años, Xavier Cunningham. El pequeño se clavó un pincho de cocina en la cara al caer desde su casa del árbol en Estados Unidos.
  • 1