www.elfaro.es

Serbia

Consciente de que las autoridades serbias tenían la huella dactilar de su dedo índice derecho, el fugitivo se lo había autolesionado años atrás para evitar ser reconocido, tratando de borrar aún más sus huellas durante la detención quitándose la piel con sus propias uñas. Para permanecer en España, hacía uso de una identidad croata que había obtenido de forma fraudulenta mediante la sustracción de un pasaporte original.
  • 1