www.elfaro.es

Sucesos en Cataluña

La Audiencia de Girona impone 20 años de prisión a la acusada de ahogar a su hija de diez años en una bañera después de drogarla con sedantes.

Sasha era una chica normal. A sus 17 años, le gustaba el deporte y la música, aunque su entorno advierte que tenía problemas psicológicos. Al escribir estas líneas, la joven se encuentra detenida por asesinar a su madre a puñaladas.
  • 1