www.elfaro.es
Joyas ornitológicas en peligro de extinción 'olvidadas a su suerte'

Joyas ornitológicas en peligro de extinción "olvidadas a su suerte"

lunes 26 de octubre de 2020, 14:16h

Escucha la noticia

El avetoro común, el porrón pardo y el escribano palustre (iberoriental e iberocidental) están catalogados como especies 'En Peligro de Extinción' en España, lamenta SEO/BirdLife, pero "no cuentan con una Estrategia de Conservación, competencia del Miterd".
La comunidad ornitológica presente en ríos y humedales presenta numerosas adaptaciones para poder ocupar los distintos ambientes de los ecosistemas acuáticos. En ciertas especies, como el caso del avetoro común, el porrón pardo o el escribano palustre iberoriental e iberoccidental, las necesidades que presentan son aún más exigentes si cabe. Esta realidad precisa de un buen conocimiento, no sólo de su distribución sino también de sus exigencias ambientales y requerimientos hídricos, que permita el diseño de acciones de conservación y la ejecución de medidas para su protección.

A pesar de estas circunstancias, SEO/BirdLife alerta sobre el retraso en la aprobación de las Estrategias de Conservación necesarias para estas tres especies por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miterd). Estos documentos deben recoger el diagnóstico del estado de conservación, la identificación de las principales amenazas a las que hacen frente estas especies y las acciones a emprender para su recuperación. De igual manera, las comunidades autónomas donde están presentes estas especies, catalogadas como “En Peligro de Extinción”, deberían haber aprobado y adoptado antes de 2010 un Plan de Recuperación, para cada una de ellas, con medidas de conservación detalladas, así como haber definido los instrumentos de gestión para las áreas críticas de presencia de estas especies que eviten las afecciones negativas a las que se enfrentan. Sin embargo, SEO/BirdLife lamenta que en más de la mitad de los casos las comunidades autónomas no han aprobado estos planes obligatorios. Además, la mayoría de los planes aprobados para estas especies no recogen de manera precisa sus requerimientos ecológicos, ni contemplan planificación ni presupuesto para las actuaciones que requieren.

En este sentido, la organización conservacionista recuerda que la inclusión de una especie en la categoría de “En Peligro de Extinción” resulta cuando la información técnica y científica concluye que la supervivencia de sus poblaciones es poco probable si los factores que causan su mal estado de conservación siguen actuando y no se frenan. Por todo ello, califica de extrema urgencia elaborar y poner en práctica las estrategias y los planes para estas especies y los humedales en los que habitan.

Aunque con muchos matices y con las necesarias diferencias, que deben ser tenidas en cuenta, las tres especies se enfrentan a una amenaza común que sigue actuando sobre su estado de conservación: la gestión inadecuada de los humedales, un hecho que conlleva la desaparición o degradación de los hábitats más críticos para estas especies. Los cambios en la gestión de carrizales o espadañales, incluso la propia inacción, la inadecuada gestión de los niveles de inundación de algunos de los humedales más importantes para estas especies, el descontrol en el régimen hídrico acorde a los estrictos requerimientos ecológicos de estas aves, la contaminación directa y difusa, son amenazas que han llevado a este estado de amenaza a estas especies, poniendo en grave riesgo su supervivencia en España.

Según Roberto González, responsable del Programa de aguas de SEO/BirdLife, “la realidad es que la actual política de aguas nos incapacita para mantener unas condiciones de hábitat óptimas para estas especies y, a pesar de ello, no se terminan de publicar los planes y las estrategias con sus necesidades ambientales que permitan revertir la situación y cumplir con las obligaciones estatales y europeas”.

Humedales mal gestionados

SEO/BirdLife apunta que muchas de las medidas que requieren estas especies y sus hábitats son competencia de los planes hidrológicos de cuenca y, por ello, estos documentos deberían igualmente recoger el estado, los objetivos, las medidas y el seguimiento necesarios para asegurar unos adecuados factores biológicos, físico-químicos y estructurales de los humedales que garanticen un futuro para estas especies. A pesar de ello, dos terceras partes de los Esquemas provisionales de Temas Importantes (EpTI), que son los documentos previos claves para afrontar los planes hidrológicos 2021-2027, no reconocen como un Tema Importante la necesidad de integrar e incorporar en la planificación hidrológica los requerimientos hídricos específicos que se establezcan para las especies de aves acuáticas en los espacios Red Natura 2000.

Para Nicolás López, responsable del Programa de especies de SEO/BirdLife, “es inexplicable que estemos inmersos ya en la preparación del tercer y último ciclo de planificación hidrológica y pretendamos avanzar unos planes hidrológicos que no incorporen al menos las medidas necesarias para garantizar la conservación de especies tan amenazadas como estas”.

Avetoro común

Una adecuada gestión del agua y de la vegetación palustre podría favorecer la recuperación del avetoro común, ‘En Peligro de Extinción’ en España, donde solo cuenta con unas 40 parejas reproductoras de media y escasamente unos 40 ejemplares invernantes. Se trata de una especie indicadora de aguas con buena calidad, asociadas a grandes extensiones de carrizo encharcado y con una población diversa y estructurada de peces. La falta de desarrollo de planes que permitan asegurar una adecuada gestión del agua y el hábitat, especialmente durante los períodos de sequía, provocan la homogeneización del carrizal y, por tanto, la pérdida de su hábitat y sus zonas de alimentación, dificultando así su recuperación. Solo cuatro comunidades autónomas cuentan con un plan de recuperación para la especie: Andalucía, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana. Mientras que sigue sin contar con plan en el resto de comunidades autónomas donde la especie está presente: Castilla-La Mancha, Euskadi, Extremadura, Galicia y Navarra.

Escribano palustre iberoriental e iberoccidental

Se trata de una especie con unos requerimientos ecológicos muy específicos, que utiliza para nidificar ambientes palustres con vegetación emergente y heterogénea, en parches abiertos donde no domina el carrizo. Dado que construye sus nidos ocultos entre la vegetación próxima al suelo, las sequías y el descenso de los niveles de inundación en sus territorios favorecen la entrada de predadores, principal causa de su fracaso reproductor. Por ello, es una especie que depende de que los humedales mantengan unos niveles de inundación durante los períodos habituales en el ámbito mediterráneo y con una gestión activa de la vegetación que evite que el carrizo ocupe los parches abiertos con eneas, juncos o masiegas. Su alimentación se basa, durante gran parte del año, en invertebrados, como las larvas de mariposas nocturnas que crían en los carrizos, e insectos de la vegetación perilagunar que encuentran prospectando minuciosamente ramas, tallos, yemas o vainas de carrizos. La especie está presente en Cantabria, Andalucía, Baleares, Cataluña, Castilla y León, Madrid, Navarra, Galicia y Comunidad Valenciana. Sin embargo, tan solo las dos últimas comunidades autónomas cuentan con un plan de recuperación de la especie.

Porrón pardo

Escaso y exigente, el porrón pardo es un ejemplo paradigmático de la decadencia sufrida por los humedales españoles desde mediados del siglo pasado, cuando una agresiva política de desecaciones y transformaciones acabó para siempre con buena parte de la riqueza de esos singulares enclaves. Utiliza humedales ricos en vegetación emergente, flotante o sumergida, especialmente los de aguas dulces limpias con presencia de macrófitos sumergidos. Hoy en día, solamente un puñado de parejas pervive en los mejores humedales manchegos, andaluces y valencianos donde, de no ponerse remedio, sus poblaciones reproductoras se extinguirán. La especie se encuentra como reproductora en Andalucía, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana (donde su nidificación ya es sólo anecdótica), aunque únicamente Andalucía cuenta con un plan de recuperación aprobado y en vigor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios