Asd


www.elfaro.es
Andorra, el pequeño país que quiere jugar en las grandes ligas
Ampliar

Andorra, el pequeño país que quiere jugar en las grandes ligas

Por Joan Lluís Pérez
lunes 14 de junio de 2021, 15:34h

Escucha la noticia

Con una pequeña reunión y un gran proyecto o la versión contemporánea de La Fábula de La Fontaine: "La rana que quería hincharse como un toro".

El pasado día 9 de junio a las 21h. pudimos asistir a un gran disparate democrático:

Dentro de una sala de 50 personas para un proyecto que concierne a todo un país y más allá, a todos los Pirineos francés y español, una sala llena de miembros del Gobierno y ni un solo miembro del Consejo General de los Valles con el falso pretexto de que no lo son ninguno de Ordino para un proyecto que se nos presenta como de INTERÉS PÚBLICO, y "por último, pero no menos importante", una reunión sin la posibilidad de implicar a los ciudadanos del país y los conectados a Internet al debate.

Si hubiera tenido lugar en virtud de ZOOM, esta reunión habría tenido las ventajas de llevar Andorra a una dimensión a la que aspira tanto: ¡el mundo después de la pandemia de Covid!

Y si el Jefe de Gobierno, Sr. Xavier Espot aceptaba las preguntas legítimas de sus ciudadanos como representante, debería mostrar un poco más de escucha sin rodeos certezas sobre un tema que no parece dominar.

La crisis sanitaria del 2020 ha puesto el dedo sobre los puntos débiles de Andorra y es legítimo que el Gobierno busque motores de crecimiento y otros derivados de la actividad tradicional.

Se trata, por tanto, de la instalación del laboratorio BSL3 de Grifols en Ordino en el centro de la Reserva de la Biosfera. Con la inquietud que está causando a ambos lados de los Pirineos.

¡Y sobre un tema tan delicado, el Gobierno afirma hacer leyes a medida para facilitar el establecimiento de una empresa privada y se considera un país tan seguro que sus bomberos no sabemos si ni siquiera disponen de equipos para combatir el fuego de las nuevas torres en construcción en el centro de Escaldes!

A pesar de tener una participación del 20% (con la empresa gubernamental, Actúa) en un laboratorio con sede en Barcelona, Andorra nunca participará en las decisiones sobre la dirección de las actividades de Grifols, desde el importe de las participaciones hasta el beneficio, si los hubiera, pero cada andorrano se pondrá la mano en el bolsillo pagar el desarrollo del territorio, la formación de bomberos (con disponibilidad 24 horas los 7 días de la semana, formación del personal, así como personal especializado de mantenimiento y seguridad, etc.).

No hay ningún trabajo que sea menospreciado, pero no es el valor añadido del que habla el Jefe de Gobierno.

Además, Grifols será un centro de investigación, por lo que no habrá beneficios con dividendo a repartir. Pero Andorra deberá cubrir las deudas cuando se creen. Por lo tanto, Andorra acoge un centro de costes con la experimentación animal como bonificación.

El déficit presupuestario anunciado es el doble que el ministro de Finanzas, Eric Jover, portavoz del Gobierno, anuncia en su "Plan de Saldo Financiero", bastante razonable para privilegiar esta inversión en estas condiciones. Los gastos generados por la extensión de la ayuda a las empresas, la sanidad y el gasto social provocaron una caída de 34 millones y parece más prudente favorecer a las empresas andorranas en lugar de una inversión extranjera de este orden.

En cualquier caso, en democracia, nada hay que ocultar, nada debe ser secreto y pedimos que se haga público el contrato que vincula al Estado andorrano y, POR TANTO, A SUS CIUDADANOS a este laboratorio incluido el ministro de Salud, Juan Martinez Benazet, nos dice que él lo hará de desarrollar una "vacuna andorrana". Recordemos que, según el ministro de Salud, Juan Martinez Benazet, "no habrá experimentación con animales"; mientras que Grifols le contradijo posterior y públicamente durante la misma reunión.

Sería deseable que los ciudadanos tuvieran un estudio independiente sobre el Plan Empresarial, porque:

1. Andorra se compromete a pagar 200.000 euros / año a Grifols durante 25 años. O, 5 millones de euros, como si Grifols fuera una ONG.

2. El Gobierno o el de Ordino transforman un edificio para el personal a costa del contribuyente por un importe de 5 millones.

Nos cuestionamos:

  • ¿De dónde saldrá ese dinero?, y ¿por qué no les dedicamos a actividades POR Y PARA ANDORRANOS y residentes en todo caso?

  • ¿Por qué favorecer un laboratorio que por su propia naturaleza puede generar más problemas que soluciones?

Una cosa es cierta: nada es claro en este tema y el Plan de marketing no dio una respuesta satisfactoria a las preguntas formuladas.

  • Recuperamos los terrenos cedidos a Grifols tras 25 años: recuperamos un laboratorio de nivel P3 pero desde contaminar o un campo de patatas cuando los actuales decisores ya no serán los responsables.

  • Desplegamos la alfombra roja en Ordino para la vivienda de los empleados, que no hemos hecho para los instructores de esquí que participan activamente en el desarrollo del país? Hemos visto los problemas que esto genera.

  • Grifols iniciará sus actividades con su personal, por lo que habrá que abrir cuotas con inmigración mientras cada año los hosteleros, entre otros sectores, se quejan de la lentitud de los servicios de inmigración. ¿Por qué, una vez más, favorece este laboratorio en lugar de las empresas andorranas que han forjado este país a través de su trabajo, su inversión y su determinación?

  • Si Grifols contrata trabajadores en Andorra, deberá llevarlos donde sea necesario: la gran mayoría de ellos en los hospitales si consiguen la calificación requerida. Es como se diría coloquialmente "desnudar un santo para vestir a otro". No es una solución sabiendo que el hospital tiene dificultades con obtener suficiente personal.

  • ¿Qué garantía tenemos que Grifols contrate andorranos ?. Sería tan fácil para ellos decir que no existe personal cualificado en Andorra que no podemos confiar de ninguna manera en las buenas intenciones de los señores de Grifols.

  • Un laboratorio privado con la reputación de integridad que tiene Grifols y que aterrice en un país que no dispone de ninguna ley de bioética y sin ninguna preparación en caso de riesgo biológico o ataque terrorista debería hacerse preguntas sobre los riesgos potenciales sobre la población, su imagen y sus inversiones, sabiendo que la compañía reaseguradora es propiedad de la empresa Grifols, Squadron; asimismo.

Ahora aprendemos del pasado y comparamos el "caso Grifols" con el "caso BPA": El Estado nunca quiso admitir su desafortunada gestión y buscó un culpable; en el caso de Grifols, será el Estado mismo, por lo tanto TODOS los ciudadanos. En caso de accidente biológico en Andorra, ¿el Gobierno privatizaría Grifols con quién? (El AREB seguro que no) y, ¿con qué medios?

El Gobierno del precedente Jefe de Gobierno, Sr. Toni Marti escogió la BPA como chivo expiatorio. Hay que decir que la AREB no ha sido muy eficaz en la gestión post-BPA.

El centro bancario andorrano ha cambiado mucho desde este desastroso 26 de agosto de 2014, cuando finca dio la orden de intervenir en un banco andorrano que no había recibido respuesta a su carta al Gobierno enviada 6 meses antes.

Incluso el Jefe de Gobierno, Sr. Xavier Espot, durante su intervención admitió que no hay riesgo cero; de hecho, parece que un laboratorio altamente seguro (Wuhan, en China) se "escapar" un virus muy pequeño pero potencialmente muy peligroso. Cómo será el riesgo de Grifols, establecido en el borde de un río que fluye directamente a nuestros vecinos españoles?

¿Qué apostamos por la vacunación masiva con todos los efectos colaterales que ello conlleva?

Si bien el laboratorio no es una central nuclear, el riesgo sí existe.

Como comentario importante se debe hacer notar que la FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) ha rechazado definitivamente la aprobación del medicamento "Pulmaquin" desarrollado por una filial del grupo Grifols y la justicia estadounidense investiga un posible fraude los accionistas; ¿son estos el tipo de inversores que Andorra quiere acoger?

Por lo tanto, sería interesante conocer todos los responsables de la toma de decisiones sobre el establecimiento de Grifols en Andorra, así como los posibles conflictos de intereses.

Cualquier empresa extranjera que desea establecerse en Andorra soporta los engorrosos retrasos administrativos, pesados servicios bancarios y gran cantidad de documentos a traducir, apostillante posteriormente, todos para demostrar la integridad y solvencia de cada uno de sus accionistas; ¿el tratamiento que se da a Grifols es el mismo?

Al parecer, Grifols en Andorra trabajará con plasma que es un producto contagioso, clasificado como nuclear entre los productos peligrosos.

Entre los objetivos del Gobierno andorrano, está el llamado "Horizonte 2023". Existe el deseo de incluir todo el país en una "reserva de la biosfera", que sin duda sería una ventaja para el atractivo y la diversificación de actividades turísticas, entre otros.

Sin embargo, por el propio jefe de gobierno, la UNESCO no fue consultada para la creación de un laboratorio BSL · medio de una reserva de la biosfera; ¿Quiere decir esto que la UNESCO aprobará el establecimiento de otras empresas del mismo tipo en todo el país?

¿Este es el triste futuro de Andorra?

Hasta ahora parece que la población no reacciona ante la gravedad de la decisión impuesta por nuestro Gobierno y las consecuencias económicas y sanitarias actuales y futuras que conlleva.

Andorra no debe abrir nunca la puerta a este tipo de actividades, de lo contrario tendrá que afrontar problemas que dejen al pueblo andorrano sin solución y sin base de reserva; ya hemos conocido las fronteras cerradas y sus consecuencias socioeconómicas y sanitarias. Podría ser nuestra sentencia de muerte.

Pensar, actuar y FORMEM-NOS COMO CIUDADANOS INFORMADOS Y RESPONSABLES.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios