Asd


www.elfaro.es
Créditos rápidos con ASNEF, la solución a los problemas por culpa de la morosidad
Ampliar

Créditos rápidos con ASNEF, la solución a los problemas por culpa de la morosidad

¿Necesitas solicitar una ayuda económica y no te la brindan por culpa de estos listados?

Por Redacción
x
admincibelesnet/5/5/13
cibeles.net
jueves 28 de diciembre de 2017, 14:19h

Escucha la noticia

En las fechas en las que nos encontramos, es más que probable que en numerosos hogares estén realizando unas cuentas que ni en el peor de los ejercicios de Matemáticas. Son épocas de muchos gastos, tantos que diciembre da paso al comienzo de un nuevo año y a lo que todos conocemos como la cuesta de enero. No se llama así en vano, las navidades traen consigo infinidad de razones por las que ir restando dinero a los ahorros aquí y allá: una comida, unas copas, una reunión, unos pocos de regalos...

En definitiva, es un mes repleto de situaciones que nos hacen pasar por caja y que, en determinados hogares, no trae más que complicaciones a la situación económica de casa. Admitámoslo, España ha pasado por una época muy difícil a nivel económico, y eso no ha hecho más que provocar situaciones tremendamente incómodas en hogares que, por el motivo que sea, no cuentan con una fuente de ingresos suficiente para salir del paso en épocas como esta con tranquilidad.

Sí, ahora al menos tenemos la figura de los créditos rápidos, unos productos económicos pensados para insuflar una cantidad de dinero en el menor tiempo posible y con las mínimas complicaciones; pero también hay que tener en cuenta que una de las consecuencias de esta etapa tan complicada que hemos pasado tiene que ver con la morosidad. Infinidad de familias cuentan con algún integrante que figura en los listados de ASNEF, lo que automáticamente impide el acceso a cualquier tipo de préstamo.

Un pago fuera de plazo, una cuantía imposible de cubrir o incluso un pequeño altercado o malentendido con una compañía de teléfono puede hacer que tu nombre pase, automáticamente, a figurar entre otros tantos tachados como morosos. Podría no suponer más que una fea etiqueta de no ser porque estos registros son el primer fichero al que accede cualquier entidad a la hora de realizar algún movimiento relacionado con un producto económico y, en caso de aparecer ahí, tu nombre pasa a ser "non grato".

Así, aparecer en las listas de ASNEF hasta ahora era una forma de perder el acceso a infinidad de préstamos y créditos de los bancos. Al figurar como alguien incapaz de afrontar un pago en su momento, estas entidades no consideran al solicitante apto para poder garantizar una tramitación y devolución sin problemas, complicando muchísimo las cosas cuando hay una necesidad como motivación tras la solicitud de crédito.

Afortunadamente, debemos volver a los préstamos rápidos que hemos citado antes porque estos sí se alejan de las complicaciones, ya no solo para cualquier usuario, sino también para aquellos que cuentan con este pesado lastre de la morosidad a sus espaldas. Gracias a las financieras, podemos respirar con tranquilidad porque tenemos a profesionales dispuestos a concedernos esos empujes económicos independientemente de nuestra situación.

¿Cómo pido un crédito rápido con ASNEF?

El procedimiento es prácticamente idéntico al de solicitar un crédito rápido normal a través de internet. El solicitante solo ha de entrar en el portal habilitado por la correspondiente entidad financiera y proceder como de costumbre, seleccionando el importe necesario y el plazo de devolución que estime adecuado para pagar sin problemas.

La diferencia viene a continuación. Y es que, si lo normal es que solo haya que introducir una serie de datos personales para poder terminar los trámites; en esta modalidad el usuario tiene que aportar algún documento adicional que garantice su liquidez. Una nómina o cualquier otro justificante con el que verificar que, efectivamente, es posible sufragar el coste del préstamo, es más que suficiente para que se dé luz verde.

En cuanto a los plazos de espera, la respuesta suele ser inmediata. Una vez hechos todos los pasos, la entidad se pone en contacto para determinar si se aprueba o no el crédito solicitado y, si lo hace de forma positiva, el ingreso se efectúa en no más de 24 horas. En ocasiones, incluso, lo hacen en cuestión de minutos.

De esta forma, muchísimos hogares pueden respirar con alivio. Tenemos en la actualidad un tipo de producto que pasa por alto todas estas problemáticas de impagos y apuesta por ofrecer una ayuda económica que, además, suele ser de urgencia en la mayoría de ocasiones. Los préstamos rápidos son una muy buena manera de salir adelante en situaciones complicadas, más aún en fechas como estas, en las que los gastos se acumulan casi sin darnos cuenta y podemos llevarnos algún que otro susto al mirar la cuenta.

Si eres uno de esos que sufre el lastre de ASNEF por algo injusto y comienzas a torcer el gesto al ver que el final de diciembre parece cada vez más lejos, respira con tranquilidad. Hay solución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios