www.elfaro.es

Cumbre del Clima

Una inmensa mayoría de países expresa su descontento con el texto final porque no responde a las expectativas de la ambición deseada, pero deciden firmarlo para poder seguir manteniendo viva la llama del trabajo conjunto contra la lucha climática. Ecologistas en Acción considera que el acuerdo no da respuesta a las consecuencias del calentamiento global que ya están sufriendo millones de personas en todo el planeta.

La Cumbre del Clima de Glasgow finaliza hoy en un ambiente de escepticismo por los avances de las negociaciones y de indignación por la falta de acción de los países. En un borrador de las decisiones finales que se acaba de publicar, Ecologistas en Acción constata que el texto es un paso atrás en todos los avances que debería conseguir esta COP26.

La Cumbre de Líderes sobre el Clima, organizada por el presidente de los EE.UU, Joe Biden, podría acelerar el impulso político necesario para garantizar un resultado exitoso en la COP26 y cimentar las bases para una acción efectiva en los próximos años.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, animó este lunes a tener “ambición” para cambiar la situación que vive el planeta e instó a pasar de las palabras a los hechos y hacer de la Cumbre del Clima en Madrid “un hito en la lucha contra la emergencia climática”.
  • 1

Se cumplen quince días de la marcha a pie desde Zaragoza a Glasgow, donde se celebrará la COP26 del 1 al 12 de noviembre de 2021. Organizada por la Alianza por la Emergencia Climática, Ecologistas en Acción y Extinction Rebellion, ha recorrido los primeros 500 kilómetros con el objetivo de conectar los diferentes colectivos ecologistas locales y visibilizar la necesidad de tomar medidas urgentes ante la crisis climática.

La 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, conocida como COP25 o Cumbre del Clima, sentó las bases para que los países presenten compromisos de reducción de emisiones más ambiciosos en 2020, pero acabó con desacuerdo para diseñar mercados de carbono y completar así las reglas del Acuerdo de París.