www.elfaro.es

Fernando Grande Marlaska

El Consejo de Ministros, en su reunión extraordinaria de este viernes, ha decretado el estado de alarma “para dar cobertura”, durante 15 días naturales, “a las medidas aprobadas el 30 de septiembre”, que –entre otras cuestiones- restringían las entradas y salidas de la capital y otros nueve municipios de Madrid.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, defendió este jueves que “no sólo no” ha visto “ningún acto de deslealtad” en la Guardia Civil y el desarrollo de su actividad, “sino lo contrario”, al igual que en el seno de las Fuerzas Armadas.

El Ministerio del Interior ha asegurado este martes que el coronel Diego Pérez de los Cobos fue cesado como responsable de la Guardia Civil en Madrid por no dar cuenta a sus superiores de que sus agentes habían realizado un informe sobre la manifestación del 8 de marzo, pero no por guardar secreto por su contenido y no revelarlo a sus superiores.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, tildó de “indigno” y “cobarde” al portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, por su reacción cuando una víctima de violencia de género se le acercó para reprocharle la posición de su partido sobre los malos tratos a mujeres.
  • 1

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, expresó este martes su “total apoyo” al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al entender que no realizó “intromisión alguna” en la labor de la juez que investiga si la marcha del 8-M en Madrid influyó en la propagación del coronavirus, algo sobre lo que realizó un informe la Guardia Civil y desembocó en el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado este viernes que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, no esté teniendo una “mínima lealtad institucional” para luchar contra el Covid-19, en referencia a las críticas que está haciendo al Gobierno central por su actuación frente al coronavirus.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, defendió ante representantes de países africanos que el Gobierno quiere una “migración legal, segura y ordenada”, al tiempo que destacó que España está “especialmente satisfecha del intenso trabajo desarrollado con Marruecos, Senegal, Mauritania y Argelia” para controlar la inmigración irregular.